El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Comenzaron los trabajos en busca de los restos de la familia Gill en la estancia La Candelaria

05 de Febrero, en Sociedad

Este lunes cerca de las 10 de la mañana y con la presencia del juez de Garantías de Nogoyá, Gustavo Acosta, comenzaron los primeros trabajos en una zona de la estancia La Candelaria , propiedad del fallecido Alfonso Goette, en busca de restos de la familia Gill tras haberse cumplido 16 años de la desaparición de los seis integrantes .


JW Player goes here

A las 8,30 comenzó a llegar   el primer vehículo procedente de  la ciudad de Villaguay quienes   tienen a su cargo  vaciar un pozo de agua , hacer perforaciones y otros trabajos que determine la investigación.

Uno de los primeros vehículos en ingresar a La Candelaria  fue un familiar de la familia Goette ,  estuvo unos minutos y luego se retiró , dejando la tranquera  sin candado.

Posteriormente llegó un policía   en moto de la zona de Urquiza   , más tarde  hizo lo propio  un patrullero de Nogoyá y pasada  las 9 lo hizo el Juez  acompañado por una comitiva , quienes se  dirigieron a un sector de la estancia , atravesando un sembrado de soja   hasta llega  al primer punto de investigación ,  “ un pozo  de agua “ , allí armaron una carpa  y comenzaron   con la extracción del agua, mientras  familiares de la familia Gill, (  el hermano  de Rubén "Mencho" Gill y la madre de Margarita Gallego )  seguían atentamente los trabajos .

Hasta ese momento este medio pudo seguir junto a otros colegas de la capital entrerriana, luego nos invitaron a que nos retiremos  del lugar  “ a  pedido  de la parte   que representa a la familia Goette “

De todos modos  resaltamos  la buena  predisposición del  magistrado que en todo momento atendió de manea  impecable a la prensa , permitiendo incluso trabajar en el lugar   y mostrar imágenes.  

Esta nueva  investigación  seguirá  durante la semana , luego de este pozo también hay otro lugar indicado  pegado al arroyo , que fuera indicado por un testigo.   

Recordemos  que el caso de a desaparición fue denunciado por la madre de Norma Margarita Gallego, esposa de Gill, a través de su abogado Mariano Navarro. El caso, investigado en un primer momento por la doctora Ana María Contín, se remonta a enero de 2002 fecha en la que se vio por última vez a la familia (integrada por Gil, de 56 años, su esposa Margarita Norma Gallegos, de 26, sus hijos María Ofelia, de 12, Osvaldo José, de 9, Sofía Margarita, de 6, y Carlos Daniel, de 2), en un velatorio, en la ciudad de Viale.



Comentarios