El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Morocha volvió a utilizar las redes sociales para ratonear a sus seguidores

08 de Junio, en Espectáculo

Alojada en la suite de un hotel, Sabrina Ravelli se retrató mientras se relajaba en las aguas calientes del yacuzzi. Obviamente, con poca ropa. Apenas una malla de dos piezas cubría su generosa figura.


 Sabrina Ravelli ha conseguido adueñarse de los suspiros de los hombres que a diario intercambian mensajes con ella a través de las herramientas 2.0. Cuando estaba alojada en un suite de un hotel de la provincia de Tierra del Fuego, más precisamente en la ciudad de Río Grande, se retrató mientras se relajaba en las aguas calientes del yacuzzi. Obviamente, con poca ropa. Apenas una malla de dos piezas cubría su generosa figura, dejando en vidriera sus glúteos humedecidos y en primera plana su rostro decorado por sus hermosos ojos verdes, describe Paparazzi.

No conforme con eso, al otro día subió la temperatura de sus apuestas y agregó otra que seguí invitando a hacerse la croqueta: se tomó una selfie vestida en pijama, aunque con una frase que por supuesto dejó la pelota picando: "ya cómoda en casita con el pijamita panda" fue el epigrafe que eligió para describir su vestimenta y, desde luego, enloquecer a sus admiradores. Sabrina juega permanentemente al límite. Tras su tropiezo sentimental como Matías Alé, está renovada y abierta a nuevas experiencias amorosas.

Comentarios